¿Qué es el Neuromarketing?

El Neuromarketing es la aplicación de una serie de técnicas de la neurociencia al mundo del marketing. Tiene como objetivo conocer y comprender los niveles de atención que muestran las personas ante distintos estímulos. Por lo tanto se trata de explicar el comportamiento de las personas por medio de su actividad neuronal.

Se tiende a confundir el Neuromarketing con el marketing emocional pero ambos son conceptos diferentes. ¿Cuál es la diferencia entre ambos?

El marketing emocional trata de explicar cómo afectan las emociones a los consumidores a la hora de escoger un producto. Se trata de crear una experiencia al consumidor, llegar a sus sentimientos, es decir, se estudia desde el lado psicológico.

Por otro lado, el Neuromarketing estudia cómo se comporta el cerebro en un proceso de compra. Es decir, cómo reacciona el cerebro ante un estímulo.

5 EJEMPLOS DE NEUROMARKETING PARA UNA ESTRATÉGIA

1. EL EGO

Actualmente, las redes sociales han ocasionado numerosas preocupaciones con respecto al ego. El número de seguidores, los likes, etc. juegan un papel fundamental. Esta estrategia se basa en satisfacer el ego de los consumidores que buscan un cierto nivel dentro de su grupo social.

Muchos compran determinados productos buscando el reconocimiento de otras, su validación. Las marcas utilizan este factor en el diseño del packaging de sus productos caracterizando el mismo como de alta gama por altos precios.

Esto se facilita gracias a la falta de conocimiento de los consumidores en un determinado sector.

2. EL SENTIMIENTO DE PERTENENCIA

El sentimiento o sentido de pertenencia tiene dos ramas: que la marca te represente a ti y, por consiguiente, perteneces a un grupo que comparten los mismos valores de la marca.

Primero, la marca crea sus productos tan personalizados que hace que su público objetivo se sienta perteneciente a la misma. El cliente se siente parte de ella cuando sus valores van acorde con los suyos y compra sus productos en función de esa pauta.

Una vez que se consumen los productos de esa marca y se siente la pertenencia a ella, viene la pertenencia a un grupo social. Un grupo de iguales que tiene valores afines a la marca y, por lo tanto al cliente.

3. LA PASIÓN

La pasión es aquel sentimiento que tiene una persona hacia la marca. Sin darse cuenta se tiene preferencia a aquellos productos a los que se siente devoción.

Por ejemplo, hay gente que tiene pasión a la marca Apple. Cualquiera sea el producto que saque Apple, esas las personas tienden a consumirlo o elogiarlo.

4. LA NOSTALGIA

Apelar a la nostalgia es algo que funciona en las estrategias de marketing. Trata de conseguir en que el consumidor recuerde momentos felices con el producto o servicio.

Hay una parte de nuestro cerebro que activa la nostalgia una vez que estamos en un espacio físico o vemos un producto. Sentimos añoranza, melancolía y siempre con una sonrisa en la cara por lo que a la hora de consumir algo lo hacemos preferentemente porque nos recuerda a algún acontecimiento pasado o persona.

5. MARKETING OLFATIVO

El cerebro es capaz de reconocer hasta 10.000 olores a lo largo de su madurez. Los aromas forman parte de nuestra vida diaria, nos trae recuerdos, nos relajan, nos alteran; Nuestro cerebro puede recordar cualquier situación con tan solo un olor bueno o malo.

Lo mismo pasa a la hora de consumir un producto. El olor es un factor muy importante que nuestro cerebro capta y, por lo tanto, tiene preferencias por unos u otros.